Y, ¿por qué una cooperativa?

En Formigues Liles tomamos las decisiones y nos organizamos de manera asamblearia, venimos (y seguimos) de movimientos sociales de base y eso es parte de nuestra esencia. Lo importante de nuestro proyecto son las personas y por eso, parte de nuestro trabajo también es cuidarnos, cuidar al grupo y atender sus necesidades.

También somos cooperativa porque queremos ser autónomas haciendo nuestro trabajo, poniendo en valor nuestros posicionamientos y valores. Una vía para trabajar con libertad, tanto a nivel metodológico como de discurso, sin sentirnos obligadas a transformar o edulcorar nuestro hacer.

Creemos en el trabajo cooperativo y “enredado” con otros proyectos e iniciativas por los que sentimos mucha afinidad. Nuestro objetivo, por tanto, también es trabajar en red para enriquecernos unas a otras. Ejemplo de ello es nuestra participación en REAS, la Red de Economía Alternativa y Solidaria.

Como Formigues Liles sentimos unas ganas de aprender constantes y creemos en la formación como pilar básico y, ser cooperativa con fondos destinados al auto-aprendizaje, hace que podamos cumplir estos deseos. Formarnos es también querer mejorar, desaprender y aprender cada día.

Así que, desde mayo de 2018, somos cooperativa. Lo somos porque creemos en lo que hacemos y en que es posible sostener nuestras vidas con autonomía, horizontalidad, apoyo mutuo, implicación con nosotras y con nuestro entorno, alegría y dignidad.

¡Esperamos que nos acompañéis en esta aventura que ya ha empezado!

Creemos en el trabajo cooperativo y en red con otros proyectos e iniciativas con las que sentimos mucha afinidad

Volver arriba